sábado, 10 de septiembre de 2016

Miradas VI



                  Es muy frecuente encontrarse hembrillas, como la de la imagen, cerca de los núcleos de población urbana, tanto es así que no hace falta disponer de enormes teleobjetivos para "cazarlas", tan sólo algo de paciencia para que el animal se sitúe en el lugar que queremos. Sirve de gran ayuda la mucha o poca experiencia con estos ungulados que uno tenga y conocer su comportamiento, conseguir que se muevan de un lado a otro hasta que, con un poco de suerte, nos deje hacerle la foto imaginada. En otras ocasiones, nuestros anhelos fotográficos, acaban en frustración y con la cámara guardada en la mochila, habiendo desaparecido de nuestra vista en escasos segundos.
 
 
 
Saludos a todos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario