sábado, 5 de diciembre de 2015

Silueta


              Joven macho montés en la costa granadina. Como siempre, por estas fechas, ya comienzan los machos a disputarse a las hembras y esta tarea suya, nos permite a los amantes de estos ungulados acercarnos a ellos más de lo habitual. Hay ocasiones en que es tal desenfreno amoroso que puedes acercarte a pocos metros de ellos, por no hablar de cuando comienzan a pelearse entre ellos y puedes oir perfectamente el choque de sus cornamentas. Parece increíble como es posible que no salgan lesionados ante semejante empuje de sus cabezas y la fuerza que transmiten. Y en este entorno, la costa, y la época, la de celo, son los ingredientes para la tan anhelada y algunas veces conseguida, foto de unos machos luchando con el mar de fondo o por que no, en un atardecer mediterráneo.
 
 
Saludos a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario