martes, 29 de diciembre de 2015

Trevenque humeante

 
               Quizás esta sea una imagen representativa de lo que en este año sobre todo y en anteriores también, viene ocurriendo en Sierra Nevada y en general en el resto del mundo. Y es el tan conocido como el calentamiento global. Y digo representativo por que ese amanecer rojizo sobre el representante de la baja montaña, el Trevenque, parece hablarnos en silencio, con un frío no tan invernal como muchos deseáramos. Evocando a una chimenea, con nuestra actitud (Gobiernos y ciudadanos) despreocupada y acomodaticia, nos advierte de lo viene pasando y de lo erróneo de nuestro comportamiento (leáse contaminación, deforestación, etc....) y la necesidad de un compromiso real de las instituciones y en nuestra pequeña parcela, de los ciudadanos en nuestra actividad diaria que supone vivir. Como suele decirse la Naturaleza no nos necesita, pero nosotros a ella si. Cuidémosla.
 
 
Saludos a todos.

viernes, 25 de diciembre de 2015

Doñana, Ciervas entre la niebla


                Maravillosos días los pasados en otro de nuestros más emblemáticos Parques Nacionales, como es Doñana, referente mundial por la gran cantidad de fauna que alberga, no así como por su estado de conservación y por las amenazas a las que se ve sometido, como en la mayoría de los casos por el ser humano. Durante alguno de los días de estancia, pude disfrutar de las tan ansiadas y frías nieblas invernales que aportan una sensación de tranquilidad y misterio a las imágenes realizadas y siempre con la esperanza de ver o fotografiar, en este caso, al emblema del Parque, como es el lince ibérico. En mi recorrido en Land Rover, pude avistar distintas rapaces como ratoneros, cernícalos y como en la entrada que hoy nos ocupa, ungulados, féminas de Cervus elaphus (ciervo común) que a una distancia prudencial y con la seguridad de una escapatoria fácil, me observan en una gélida mañana de Febrero.
 
 
Saludos a todos.

jueves, 24 de diciembre de 2015

La Herradura


               En la entrada de hoy, vamos a cambiar la temática, algo cansina ya de las monteses, por los paisajes en este caso también en la costa granadina. Amanecer invernal esplendoroso que parece querer ocultar los desmanes urbanísticos que se han llevado a lo largo de todo el litoral mediterráneo y que apenas dejan un palmo de terreno sin urbanizar, en pro del beneficio de Ayuntamientos, empresas e instituciones que durante todos estos años de boom inmobiliario, su única motivación ha sido el amasar ingentes cantidades de dinero a costa, nunca mejor dicho, de nuestro entorno y de ahí las consecuencias que todos conocemos. Nos equivocamos al pensar que todo esto es progreso, no podemos, no pueden estar más equivocados y en mi humilde opinión todo esto es retroceso y deberíamos empezar a pensar y darnos cuenta que sin protección de nuestro entorno, de nuestras costas, montañas, ríos, fauna o flora, no es posible la existencia en la Tierra y la esquilmación de los recursos naturales sólo supondrá un colapso absoluto en años o décadas venideras.
 
 
Saludos a todos.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Amanece entre espartos

 
 
              Casi en la final de la época de celo, este macho montés sigue buscando a una hembra que cortejar, siempre seguro con la competencia insufrible para él de mayores congéneres. A veces, en cada jornada fotográfica, me planteo si merece la pena tantos esfuerzos, tantos madrugones y porque no decirlo, económicos. Y al final de cada día, la respuesta es siempre la misma, y es si. Y si, por que siempre hay algo que te estimula, que te motiva a levantarte cada mañana, aunque no apetezca demasiado y haga frío, porque a la vuelta, al dejar reposar la cámara, repasas en tu cabeza las fotos que has hecho y lo mejor de todo, de haber disfrutado de momentos exclusivos, que eres tú el único que los ha vivido, amaneceres o atardeceres y uno quisiera estar en todos a la vez aunque sabes que es imposible.
 
13.12.1985-13.12.2015
 
 
Saludos a todos.

sábado, 5 de diciembre de 2015

Silueta


              Joven macho montés en la costa granadina. Como siempre, por estas fechas, ya comienzan los machos a disputarse a las hembras y esta tarea suya, nos permite a los amantes de estos ungulados acercarnos a ellos más de lo habitual. Hay ocasiones en que es tal desenfreno amoroso que puedes acercarte a pocos metros de ellos, por no hablar de cuando comienzan a pelearse entre ellos y puedes oir perfectamente el choque de sus cornamentas. Parece increíble como es posible que no salgan lesionados ante semejante empuje de sus cabezas y la fuerza que transmiten. Y en este entorno, la costa, y la época, la de celo, son los ingredientes para la tan anhelada y algunas veces conseguida, foto de unos machos luchando con el mar de fondo o por que no, en un atardecer mediterráneo.
 
 
Saludos a todos.

domingo, 8 de noviembre de 2015

Veleta (3.482 mts)

 
                Noviembre. Ya aparecen las primeras nieves otoñales, las temperaturas extremas y como no el baile incesante de vientos, nubes y nieblas coloreadas por los últimos rayos de sol, que apenas calientan. Y el frío, que apenas te permite desenvolverte con el manejo de la cámara pero que hará que el resultado final merezca la pena. La foto de hoy sólo tiene de mérito la constancia, la espera o la paciencia, como lo queráis llamar para que, por unos segundos, nuestro protagonista pétreo haga acto de presencia de entre la bruma nevadense, como si de un juego se tratase, como si de alguna manera hablase conmigo o quisiera acompañarme en mi solitaria vuelta a casa.
 
 
 
Saludos a todos. 

lunes, 2 de noviembre de 2015

Fotografía compositiva

                Siempre he dicho que me considero un fotógrafo compositivo aunque quizás todas las fotos sean de composición, como su propia palabra indica compones, encajas todo lo que interesa, lo que te llama la atención dentro del visor. Pero yo me estoy refiriendo a ese tipo de  fotografías, de imágenes en el que hay un elemento que destaca sobre manera y que hace que tus ojos se dirijan indefectiblemente a él, destacando, como aislado pero a su vez insertado en un conjunto y si hablamos de naturaleza, como no, en su hábitat natural. La imagen de hoy, típica trevenqueana, es un ejemplo claro de lo que os hablo,  la montés en una atalaya observa precavida al que os habla en una mañana otoñal, ya en los inicios del celo. Destacar las primera luces que empiezan a calentar las rocas del primer plano y que hacen que destaque, con el fondo aún en sombra, nuestra protagonista de la entrada de hoy.
Saludos a todos.

miércoles, 7 de octubre de 2015

Macho montés y Cerro del Jinestral


         Tarde de otoño en el Trevenque. Hace más de veinte años que llevo subiendo a este hermoso pico de la geografía granadina. Aún recuerdo la primera vez, cuando, allá por Octubre de 1.992 ascendí por primera vez, con mi amigo Roberto Travesí, tras las monteses como no. Era la primera vez que utilizaba cámaras y objetivos profesionales, prestados generosamente por él y recuerdo las primigenias emociones tras el visor de la cámara muy nítidamente. Creo que desde entonces llevaba buscando, sin éxito, esta imagen, ya fuera al atardecer o al amanecer con los colores rosas de las primeras luces, ésta última aún la tengo pendiente o por que no, ésta misma con una hilera de portentosos machos. Todo se andará, aunque la espera ha merecido la pena, ojalá no tenga que esperar otros 20 años.
 
 
Saludos a todos.

Doble arcoiris


                     Hoy vuelvo a remitirme a la temática del paisaje, con menor presencia, en este cuaderno digital para centrarme en la Sierra de Dúrcal y sin duda este doble arcoiris, jamás presenciado por mi, da la nota de color, nunca mejor dicho, a esa tarde en la serranía nevadense. La lluvia también se alió al resto de condiciones meteorológicas ayudando así a componer la escena, ésta, que tiene un componente antropológico dada la presencia del que os habla en el centro de la imagen, constatando la belleza momentánea e inusual de una fría tarde de otoño, con los Castillejos y la Cruz del Contadero como protagonistas. 
 
 
Saludos a todos.

lunes, 28 de septiembre de 2015

Atardecer sobre Granada


                Dejamos por unos momentos las monteses para deleitarnos con los atardeceres otoñales que tanto gustan. Desde las alturas nevadenses que proporciona Sierra Nevada, en esta ocasión, Dúrcal, podemos observar hermosas vistas de nuestro parque nacional y de paso de la estresante ciudad, que por unos días dejamos atrás. A la izquierda, lejos ya de las frías luces otoñales, podemos observar los Alayos acompañados de la nubes que auguran, como así se produjo, la tan anhelada lluvia matinal del día siguiente, que nos proporcionó nuevas imágenes del Trevenque y unos maravillosos pinos laricios, trayendo a nuestra mente recuerdos fotográficos de Cazorla.
 
 
Saludos a todos.

sábado, 22 de agosto de 2015

El salto de la montés

 
                   Otra jornada montesera sobre los 2.000 mts de altitud y como no con las monteses de protagonistas. Desde una roca como atalaya un grupo de monteses inician sus juegos primaverales estrellando sus aún pequeñas cuernas, como preludio de lo que en futuros años vendrá, la hegemonía en el grupo. En muchas ocasiones comento en las fotos de cabras monteses, la extrema agilidad que poseen estos mamíferos y la verdad que nunca deja de sorprenderme. A pesar de que en la imagen de hoy y en contra de lo que se pudiera pensar,  no existe mucha distancia entre las rocas, la coordinación y equilibrio que demuestran estos animales es digna de admiración. Tuve la suerte de apretar el disparador justo en el momento adecuado un instante antes de que sus patas delanteras tocaran  tan anhelado apoyo pétreo, de lo contrario la instantánea no hubiera sido candidata a la entrada de hoy.
 
 
 
Saludos a todos.

jueves, 20 de agosto de 2015

Río San Juan

                   Refrescante imagen del rio San Juan en la confluencia con el Genil, que nos ayuda a mitigar, por el menos el paseo hasta su consecución, los rigores estivales que venimos soportando. Sus aguas, se deslizan cual seda en silencio y son aportadas  por las ya no tanto nieves perpetuas de Sierra Nevada, que cada año, van en detrimento,  aunque no queramos verlo, en una actitud de pasividad irritante por parte de casi todos aquellos que no hacen nada excepto "disfrutar" de nuestra pétrea montaña, en un alarde de egoísmo a la vez que autocomplacencia en la deriva que toma nuestro entorno. Desde aquí mi enhorabuena al grupo Sierra Nevada Limpia (https://www.facebook.com/groups/sierranevadalimpia/) por la labor que hacen semanalmente en la limpieza de nuestro Parque Nacional.
Saludos a todos.

lunes, 17 de agosto de 2015

Lycaena plaeas



              Y ese mismo día y en el mismo sitio, ribera del río Genil, encontré estas dos preciosidades. Ésta especie es algo más fácil de fotografiar, algo menos inquieta en sus movimientos y de mucho más colorido, que contrasta enormemente con los verdes de la planta donde liban, antes mencionada, Mentha sp. El ejemplar de la izquierda, se sitúa justo en la posición deseada, con las alas abiertas posibilitando que se vea toda la belleza de su anverso y mirando hacia su otro compañero, que se coloca por encima de aquel.
 
 
Saludos a todos.

Celastrina argiolus

 
                    Hola a todos de nuevo. Nueva entrada y nueva historia, hoy con las mariposas de Sierra Nevada, concretamente en la confluencia del río Genil y el San Juan, al inicio de una ruta muy conocida como es la Vereda de la Estrella, espectacular sobre todo en otoño. Pues a lo que iba, otra especie de mariposa, la de hoy, muy fácil de fotografiar cuando se echa al suelo cerca de los arroyos, en compañía de otras especies, pero que cuando decide posarse, como en la imagen, en un ejemplar de Mentha sp., ahí la cuestión cambia, yendo de posadero en posadero, libando y no dejando de moverse un instante, de ahí el valor de la foto, con la diagonal que proporciona la mencionada planta y los fondos oscuros buscados intencionadamente.
 
Saludos a todos.

sábado, 18 de julio de 2015

Macho montés en la costa granadina


         Aguas turquesas bañan los acantilados granadinos. Desde la plataforma rocosa, este macho montés parece querer lanzarse a las cristalinas aguas mediterráneas como queriendo mitigar la canícula que éstos días soportamos. Nada más lejos de la realidad, ya que, aunque pudiera parecer lo contrario dada su cercanía al mar, son reacios al agua. Así que, con paciencia, buscará una sombra intentando soportar el calor reinante. 


 Saludos a todos.

lunes, 18 de mayo de 2015

sábado, 9 de mayo de 2015

Callophrys rubi

          
             Abundante flora la que rodea a este ejemplar de Callophrys rubi, ensimismado en su tarea de libar, su verde esmeralda destaca sobremanera entre los amarillos primaverales de nuestra querida Sierra Nevada. A veces, o quizá en muchas ocasiones, me pregunto como podemos, los seres humanos, destrozar tanta belleza. La Tierra pide a gritos una tregua ante tanto despropósito diario.



 Saludos a todos.

Glaucopsyche melanops


             Comienza la temporada de lepidópteros, en esta ocasión cerca del Canal de la Espartera (P.Nacional de Sierra Nevada). Esta diminuta mariposa parece mecerse entre la recién estrenada hierba primaveral ajena a los ojos del fotógrafo y que aparece algo desgastada ya debido a sus incesantes vuelos nevadenses.


Saludos a todos.

martes, 14 de abril de 2015

Mar de nubes


             Un día más entre montañas. Cuando uno tiene ante sí tal espectáculo de la naturaleza, quisiera verse arropado por ella y alejarse por unos instantes de la realidad hiriente que en muchas ocasiones, nos rodea. Creo firmemente que el destino del ser humano pasa irremediablemente por su protección, en pequeñas acciones diarias por muy nimias que puedan parecernos, en educar a los hijos, en una actitud que contagie en pequeñas dosis a las personas que nos rodean y que les lleven a plantarse la forma de vivir, el contacto con el mundo de otra manera y por supuesto que el disfrute del mismo no pase por exprimirlo para obtener un beneficio económico y no sea un uso que hagamos de él de usar y tirar, o adaptándo la frase, de usar y quemar, o de usar y ensuciar.


Saludos a todos.

viernes, 10 de abril de 2015

Tormenta


                 Primeras lluvias de la primavera sobre el Trevenque. Gran jornada fotográfica, una de las mejores que he podido disfrutar en el macizo, porque aparte de la imagen amenazante de la entrada de hoy, poco después y sin tener que forzar en demasía mis ya maltrechas rodillas, pude fotografiar a mis queridas y perseguidas monteses, que se prestaron con facilidad a las imágenes que posteriormente pude realizar en un ambiente tranquilo y relajado y sin el consiguiente estrés que provoca el inevitable gentío en esta zona del macizo nevadense. Pocos minutos después de esta fotografía, el rey de la baja montaña quedó atrapado por las nubes ya por el resto del día.


Saludos a todos.

domingo, 5 de abril de 2015

Callophrys rubí


                De nuevo en primavera, las grandes protagonistas, las mariposas, aparecen de nuevo. Bien temprano, las monteses, en Haza Larguilla, camino a la Boca de la Pescá, gracias a la poca presencia humana ese día, se hacen muy presentes (daré cuenta de ellas en futuras entradas) tanto en la vereda que nos lleva como en las rocas aledañas donde aquellas se "cuelgan" en este caso para descansar. Ya a la vuelta y sin apenas esfuerzo en la búsqueda, me encuentro con esta cópula. Otro tema diferente es encontrar el lugar y posición ideales y que tras numerosas tomas sin que transmitieran nada, se pudo conseguir la que acompaña al texto de hoy.

Saludos a todos.

jueves, 5 de marzo de 2015

Desde el acantilado


                Este joven macho montés se dispone a descansar en la piedra que lo sostiene, no sin antes otear sus alrededores como sintiendo la presencia de alguna amenaza que daría al traste con la tranquilidad que le proporcionan los primeros rayos del final del invierno y que en la costa granadina se agradecen en mayor medida que en el interior. En ocasiones, y la misma zona de la protagonista de la imagen de la entrada de hoy, he visto a las monteses correr despavoridas ante la presencia de perros salvajes intentando darles caza. Ingenuos, pobres de ellos, ya que no he visto correr tanto y con tanta agilidad como a éstos ungulados ante tanto pedregal hiriente y matorral espeso y claro los canes quedaron, en cuestión de segundos, con un palmo de narices, y yo por supuesto, sin las pretendidas fotografías caprunas.


Saludos a todos.

jueves, 12 de febrero de 2015

Miradas IV


            Buenos días a todos. Nueva jornada, ésta vez de tarde, trevenqueana. Desapacible y fría jornada en el Trevenque y con algunos centímetros de nieve en los primeros pasos de ascenso y que al cabo de pocos minutos del recorrido ya me encuentro con los pies hundidos en el oro blanco nevadense y que agradecerá la flora con vistas al duro verano que soporta el macizo. Nada destacable en la subida, en lo que a las monteses se refiere, si cabe algunos machillos, en la lejanía, apartando la nieve caída días atrás en busca de comida. Sólo en el descenso y asomando tímidamente detrás de una encina, diviso a la hembra protagonista de la entrada de hoy y decido ir tras ella. No parece asustarse demasiado de mi presencia y puedo comprobar, para mi alegría, que va acompañada de su cría, hay que tener algo de suerte para que ambas se coloquen en el sitio esperado y dirijan su mirada al que hoy les habla. Y apareció, aquella, por unos instantes.


Saludos a todos.

viernes, 6 de febrero de 2015

Tarde invernal


          Hola a todos de nuevo. Invernal y fría tarde en el macizo nevadense. Las últimas nevadas acarician despacio y en silencio mi tan querido pico Trevenque (2.079 mts). Desde aquél año, 1.992, en el que subí por primera vez, con mi amigo y mejor fotógrafo Roberto Travesí, quedé prendado de su figura que emerge, que acompaña en cada salida, vestida de amarillo otoñal o soportando la insoportable canícula, da igual la época del año, estableciéndose una relación de dependencia casi física, emocional, como ocurre en algunas contadas ocasiones con las personas. Ninguna estación del año queda privada de mi presencia en él, buscando flora o las omnipresentes monteses que van unidas indefectiblemente a él, a sus lomas, a sus fríos y resbaladizos arenales o como en la entrada de hoy, al manto níveo del segundo mes del calendario.


Saludos a todos.

viernes, 9 de enero de 2015

Mirando al mar


            Poco que decir de la imagen de la entrada de hoy y que creo que a todos los que nos gustan las monteses buscamos en cada salida fotográfica, una pelea de machos con el mar de fondo, conseguida no sin esfuerzo en la costa granadina. Aquellas, no son frecuentes fuera de la época de celo, pero con un poco de suerte se pueden ver y disfrutar, también el sonido de las cornamentas emociona.....,en cualquier época del año.


Saludos a todos.