sábado, 24 de agosto de 2013

Aricia cramera


             Muy presente en Sierra Nevada, este ejemplar de Aricia cramera, volaba junto a otros ejemplares de Argynnis aglaja y Pieris brassicae, en una prado lleno de flores, donde cada una era un inmejorable posadero para sus quehaceres vitales de lepidópteros. El de la imagen, quizá tronchado originalmente por los rigores estivales o por la propia naturaleza de la planta, desconocida para mí, proporciona a la pequeñísima mariposa de hoy una atalaya privilegiada donde observar a sus congéneres.

Un saludo a todos.

1 comentario:

  1. Buena captura!! parece el peso de la mariposa dobla el capullo...

    ResponderEliminar